Honda cb500 aparcada en la entrada de Mas Badó. El Mas Posas y sus campos detrás